No aprendas a tocar la guitarra

prohibido-aprender-guitarra
La Guitarra es Fácil es un sitio dedicado al aprendizaje de la guitarra, sin embargo este post se sale de la norma y explica algunos de los motivos por los que quizás no deberías intentar dominar este instrumento. Te recomiendo que le eches un ojo antes de dedicarte a esto, por si las moscas...

Si no tienes tiempo...

Aprender a tocar la guitarra es algo que requiere tiempo, constancia y algo de paciencia. Si tú no tienes tiempo para encontrarle un hueco a la guitarra y dedicarle unas horas al día (o a la semana) entonces no deberías ponerte a aprender a tocar este instrumento.



Solución: Aunque aprender a tocar la guitarra requiera tiempo, dedicándole tan solo unas horas el fin de semana puede ser suficiente si estás demasiado ocupado entre semana. Otra solución es apuntarse a clases de guitarra, como las estás pagando seguramente no faltes a ninguna de ellas.

Si sueles dejar las cosas a medias...

Para llegar a tocar la guitarra se necesita tiempo, no es algo que con ponerse un par de días ya vayas a dominar. Por eso si eres de los que sueles dejar las cosas a medias tal vez esto no sea para ti.

Solución: Comprometerte contigo mismo y con los demás a que vas a aprender a tocar la guitarra, por ejemplo contándoselo a todos tus amigos.

Si no te apasiona la música...

Hay gente que quiere aprender a tocar la guitarra tal vez porque sus amigos lo hacen, o para presumir de sus conocimientos, quien sabe. Pero lo cierto es que si a ti no te apasiona la música a la larga lo dejarás. No estoy hablando de que a ti te tiene que encantar todo tipo de música y que todo lo que envuelve la música sea tu mundo. Basta con que un único grupo/artista te haga vibrar, te emocione.

Solución: Por lo general a casi todo el mundo le apasiona algún tipo de música o grupo, si no es tu caso sigue investigando hasta dar con él.

Eso es todo, si alguna vez intentaste aprender a dominar la guitarra y te quedaste estancado en el camino, es posible que alguno de estos motivos tuviera la culpa, si no es así estaría encantado de que compartieras conmigo y con el resto que fue lo que a ti te impidió tocar la guitarra. Suerte.